REVITALIZACIÓN DE SOLIDARIDAD INTERNACIONAL TRINITARIA

ACLARACIÓN: Las colaboraciones son trabajos o atículos de opinión con los que no tiene por qué estar de acuerdo SOLIDARIDAD INTERNACIONAL TRINITARIA.

Tal como se recoge en el punto 5 de las Constituciones Trinitarias, así como más específicamente en el punto 221 del Proyecto de Vida del Laicado Trinitario, nuestro compromiso como laicos trinitarios consiste en socorrer, redimir y actuar con misericordia hacia todos los que sufren persecución, encarcelamiento y discriminación por seguir las enseñanzas del Evangelio.

Precisamente por coherencia con el compromiso que hemos adquirido, y en un mundo tan necesitado, debemos priorizar nuestras actuaciones apostólicas y dirigirlas hacia lo fundamental de nuestro compromiso carismático. Los laicos trinitarios nos debemos a ese compromiso de ayuda material y espiritual hacia a todos aquellos que sufren persecución o son discriminados por su fe. Hoy más que nunca, debido a la emergencia de los integrismos religiosos, especialmente el islámico, así como al lobby laicista que se ha declarado abiertamente anticatólico con una clara discriminación a determinadas personas e instituciones por razones de su credo religioso, debemos retomar urgentemente el mensaje y la labor apostólica originaria: la que se inicia con nuestro fundador San Juan de Mata.

Si hacemos un balance de nuestra labor apostólica en la actualidad, creo no equivocarme si afirmo que estamos fundamentalmente

Mantener hoy la originalidad de nuestro carisma, implica ser fuertes y sentirse poseidos por el mesanje de San Juan de Mata

volcados hacia la pastoral delos presos (no precisamente por causa de su fe), hacia las actividades propias de la parroquia, en ayuda al Desarrollo en países del Tercer Mundo y, de forma casi testimonial, con la Caja de redención, hacia los cautivos y perseguidos a causa de su fe si consideramos la dedicación de medios y recursos a cada una de estas actividades. Hemos transformado lo particular de nuestro carisma en algo general (véase el punto 22 de nuestro Proyecto de Vida).

¿Quiero decir con esto que minimizo la importancia de las actividades que he descrito?. En absoluto. Sólo deseo comunicar mi reflexión personal en el sentido de que estoy convencido de que no hacemos lo suficiente por aquello que nos es específico: la liberación, apoyo material y espiritual del cautivo, perseguido y discriminado a causa de su fe. Aunque bien es cierto que las iniciativas en este sentido, materializadas en la Granja Escuela de Sudán y la realizadas en la India, no solo están en la línea fundamental de nuestro carisma, sino que además son importantísimas.

LEA EL DOCUMENTO EN PDF

About JOAQUIN DÍAZ ATIENZA

Doctor en Medicina. Universidad de Granada Especialista en Psiquiatría y Psiquiatría Infanto-Juvenil Université Paris VI.

Check Also

ASIA BIBI: PARADIGMA DE LA INSOLIDARIDAD HUMANA Y DEL OLVIDO

Joaquín Díaz Atienza Supuso un enorme revulsivo para una gran cantidad de personas de todo ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies